El Festival de Pyhätunturi

Publicada en Publicada en Excusiones y actividades emocionantes

Pyhä Unplugged es un festival de música acústica, El festival se celebra en los grandes paisajes de Pyhä Tunturi, junto al Parque Nacional Pyhä-Luosto. Aquí en el norte nos aseguramos de disfrutar los meses de verano de tantas maneras como sea posible. Disfrutamos tanto del aire libre que trasladamos nuestras vidas afuera, haciéndolo todo al aire libre: comer, jugar y dormir. Hasta la cultura se traslada al aire libre. Este verano me invitaron a Pyhä Unplugged, un festival de música medio acústico en mitad de los impresionantes paisajes de la montaña de Pyhä Tunturi. El evento lo organiza Pyhä Ski Resort y cada año se reúne una vasta selección de los mejores artistas fineses. Así que yo estaba realmente ansiosa por divertirme y relajarme con buena música!

La atracción principal son los conciertos en el barranco de Aittakuru, un anfiteatro abierto en mitad de la magnífica naturaleza. El segundo día de mi estancia en Pyhä fui al concierto de la tarde, abierto por Johanna Rusasen, una cantante de ópera finesa. Nos entretuvo con un popurrí de bandas sonoras. Su primera canción fue una dulce, dulce canción llamada “Su avian yli kaiken mä rakastan” (Te quiero sobre todas las cosas). La acústica en Aittakuru es increíble. Mientras la magnífica voz de Johanna llenaba el barranco se me puso la piel de gallina, y el momento, me absorbió por completo. El escenario en medio de una naturaleza tan dulce como la canción, pero tan pedregosa y llena de baches como la vida puede ser, el aire fresco, el brillo del sol de un Agosto por la tarde, la preciosa música… las palabras no son suficiente para describir esta experiencia. Lágrimas, sonrisas, sin duda te paras a escuchar ver y entender la belleza de la naturaleza, el amor y la vida.

Johanna continuó llevándonos a través de las décadas de la música del cine, sobre todo nacional, pero también algunas melodías internacionales. En medio del concierto, mientras yo miraba al vacío a través de la cresta de la colina, vi un reno pasearse por el lugar. Me pregunté si ellos también se habían acercado por la música… Un aplauso llevo a un bis y no podría haber sido uno más perfecto. La preciosa melodía de Titanic se arremolinó hacia el cielo de Agosto, disolviéndose en la vasta naturaleza, esparciendo emociones y placer en su camino. Cómo voy a aguantar durante todo el año hasta la próxima edición en Aittakuru? Por suerte, descubrí que también hay un Pyhä Unplugged en invierno.

Deja un comentario