Bayas, bayas por todas partes!

Miré mi reloj antes de salir de casa en mi bicicleta. Son las 8:47 de un martes por la mañana. Soleado, encantador […]